Las baterías de coche son elementos fuertes y silenciosos de nuestro coche. Haga frio, calor siempre está haciendo una labor imprescindible. Sin ella no arrancamos el motor del coche. Es genial cuando el coche se enciende a la primera pero a veces eso puede fallar. Aproximadamente, dependiendo de dónde vivas y como conduzcas, de la condición de tu sistema de carga, y de otros factores, la batería dura unos 4 años de media.

Debido a la naturaleza química de las baterías, es recomendable empezar a revisar la batería antes del cuarto año, para evitar que te pille desprevenido y tenga que venir la asistencia mecánica en tu rescate.

Vida de las baterías de coche

La batería tiene una vida que suele ser de unos 4 años en condiciones normales, normal se refiere a que los ciclos de carga siempre han sido enteros, no ha estado sometida a temperaturas extremas, está conectada a un buen sistema de carga y no ha suministrado energía a un montón de accesorios (GPS, MP3, etc.)

Dentro de la caja de plástico hay unas placas metálicas de plomo, estas placas están suspendidas en una mezcla de agua y ácido sulfúrico, que forman la solución electrolítica. Esta solución permita a los electrones circular entre estas placas, este flujo de electrones es esencialmente electricidad.

Gran cantidad de factores pueden afectar a esta reacción química. Vibraciones por una conducción agresiva o una batería mal anclada al chasis, pueden producir la pérdida o daño de estas placas. EL calor excesivo acelera las reacciones químicas, acortando la vida de la batería, mientras que el frío extremo puede a veces alargar la vida de la batería disminuyendo el tiempo de reacción. Razón por la cual a veces las baterías están cubiertas de algún material aislante.

La forma de  conducción puede alterar también a la reacción. Encender el motor requiere de una gran electricidad, así que el vehículo debe circular un buen rato para volver a cargar la batería. Si cada vez que lo enciendes realizas viajes cortos la batería nunca se cargará por completo y eso no es bueno para tu batería.

Síntomas de problemas en la batería del coche

El síntoma más evidente es la muerte de la batería. De todas maneras, como la batería es una parte de un gran sistema conectado a otras partes del vehículo, una batería muerta puede indicar que hay un problema más importante. Si algo más no marcha bien en el sistema eléctrico, como podría ser un alternador débil, una batería en correcto estado puede suministrar menos energía de lo que debería.

La mejor manera de verificar el funcionamiento de una batería es yendo a su taller de confianza. Un técnico probará la batería con un tester, y sacará un “fotografía” del estado actual de ésta y si necesita ser reemplazada. Este test debería formar parte de la rutina habitual del mantenimiento del vehículo, y hacerse  cada vez que vas a cambiar el aceite.

Las baterías son tan simples que los conductores tienden a olvidarse de ellas hasta que ya es demasiado tarde. Si tomas atención a la batería de tu coche y llevas tu coche a tu taller con regularidad reducirás el riesgo de quedarte tirado en la carretera. En cualquier caso las baterías no son muy caras, considerando la cantidad de trabajo que realizan en el vehículo.